Principales desventajas de tener un hogar inteligente

Hace algún tiempo conocíamos cuáles son las principales ventajas de tener un hogar inteligente, lo que ofrece interesantes beneficios ya que nos facilita nuestra vida diaria. Entre otros interesantes aspectos, por ejemplo, nos brinda la posibilidad de bloquear y desbloquear las puertas de manera virtual, nos ayuda a ahorrar energía y, además, nos permite personalizar […]

Hace algún tiempo conocíamos cuáles son las principales ventajas de tener un hogar inteligente, lo que ofrece interesantes beneficios ya que nos facilita nuestra vida diaria. Entre otros interesantes aspectos, por ejemplo, nos brinda la posibilidad de bloquear y desbloquear las puertas de manera virtual, nos ayuda a ahorrar energía y, además, nos permite personalizar -o usar- todos aquellos dispositivos que utilicen esta tecnología, como por ejemplo podría ser el caso de los altavoces inteligentes. Pero, ¿qué ocurre con las desventajas? ¿Posee algunos inconvenientes que pueden hacer que algunas personas prefieran no usarlos?.

Principales desventajas de tener un hogar inteligente

Como opinan muchos expertos, los conocidos como hogares inteligentes son hogares en los que se utilizan productos conectados a la red, con el fin de controlar y automatizar una amplia variedad de funciones propias del día a día, como por ejemplo podría ser la iluminación del hogar, su seguridad, o incluso controlar la temperatura de forma remota, ya sea mediante un teléfono móvil, una tablet o el ordenador.

Y es que, sin lugar a dudas, la adopción de este tipo de tecnologías para disfrutar de un hogar inteligente conlleva una amplia variedad de méritos (y muchas ventajas). Pero, como ocurre con todo, la tecnología tiene también dos caras. Y, en esta ocasión, vamos a analizar cuáles son algunas de sus principales desventajas. Toma nota.

Desembolso de dinero

Una de las principales desventajas del hogar inteligente es el elevado coste que supone convertir a nuestra propia casa en un hogar inteligente total y completamente funcional. Y es que, como cabría esperar, las distintas tecnologías consideradas como “inteligentes” son bastante elevadas.

Así, el coste que supone la instalación de elementos y tecnologías de vanguardia necesarias para que el hogar sea inteligente a menudo puede llegar a asustar, siendo en muchas ocasiones asequible a unos pocos bolsillos.

Por ejemplo, un sistema básico de un sistema de alarma antirrobo, termostato, iluminación exterior y una cerradura eléctrica que pueda controlarse desde un dispositivo remoto puede tener un coste superior a los 1.000 euros. Eso sí contar con los sistemas más avanzados, de gama alta.

Poca familiaridad con la tecnología

Aunque utilicemos teléfonos móviles inteligentes, y por mucho que afirmemos que nos encontramos en plena era digital, es innegable que, aún hoy en día, todavía muchas personas se encuentran relativamente poco familiarizadas con la tecnología. Es, evidentemente, otra de las principales desventajas de lo que supone contar en casa con algunos elementos relacionados con el hogar inteligente.

Uno de los principales argumentos de los defensores de las casas inteligentes es la comodidad que ofrece en el día a día a la mayoría de personas mayores. Pero, ¿cómo se supone que los ayudará si muchos no saben apenas cómo poder utilizarlo?.

Desventajas del hogar inteligente

Preocupación por la seguridad y la privacidad

Después de los problemas relacionados con la privacidad en una red social tan popular como lo es Facebook hoy en día, es normal que a muchas personas les preocupe su privacidad. Por ejemplo, muchas de las casas que ya han implementado algunos elementos relacionados con el hogar inteligente disponen de sistemas de cámaras de seguridad en prácticamente todas partes.

Así, puede ser posible que los momentos más privados, incluso en la habitación o en el dormitorio, puedan no ser tan privados. Existe el temor, en definitiva, a que cualquiera pueda piratear la alimentación de vídeo, dado que el hogar inteligente está conectado a Internet.

Lo mismo ocurre con el temor a la seguridad, y a que cualquiera pueda igualmente piratear el sistema de seguridad de casa, pudiendo apagar los sistemas de alarma y los sensores de movimiento, deshabilitar las cámaras de seguridad, desbloquear todas las puertas eléctricas y entrar sin problemas.

Conclusión

Como vemos, todavía hoy nos encontramos con bastantes desventajas que pueden hacernos pensar si, en realidad, merece la pena instalar sistemas de hogar inteligente en nuestra propia casa.

Pero, claro, si únicamente nos llevamos por esos temores, evidentemente hoy tampoco dispondríamos de un teléfono móvil inteligente, o incluso si quiera utilizaríamos Internet. Quizá, la pregunta que debamos hacernos es: ¿son verdaderamente necesarias las casas inteligentes?.

Principales desventajas de tener un hogar inteligente
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar